Sáb. Jul 20th, 2024

Toluca, Estado de México. A nombre del grupo parlamentario de Morena, la diputada Beatriz García Villegas presentó una iniciativa de decreto con la finalidad de regular la implementación de sistemas de captación de agua pluvial en las instituciones privadas.

Desde la máxima tribuna de la LXI Legislatura, la representante popular de Amecameca dio lectura a la iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el Artículo 92 de la ley del agua del Estado de México y sus Municipios y la fracción III del Artículo 5.38 del Código Administrativo del Estado de México.

Frente a sus compañeras y compañeros legisladores, aseguró que “La captación de agua de lluvia ha sido una estrategia que ha implementado el Gobierno del Estado de México con la finalidad de aprovechar de mejor manera el agua potable. Si usamos agua de lluvia podemos reservar el agua potable para su uso realmente necesario, como el agua que utilizamos para tomar o para bañarnos”.

Recordó que el pasado 2 de junio de 2023 se publicó en la Gaceta de Gobierno el decreto por virtud del cual se reforman los artículos 53 y 91; se adicionan los artículos 53 BIS y 92 BIS de la Ley del Agua del Estado de México. Estos artículos fueron reformados con la finalidad de que todas las instituciones de gobierno adaptarán a los edificios destinados al servicio público para implementar sistemas de captación de agua de lluvia.

García Villegas, detalló que de acuerdo a datos de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), en nueve años el porcentaje de acuíferos sin disponibilidad de agua en el país se incrementó, pues pasó de representar 27% en 2011 a 42% en 2020, teniendo como consecuencia una reducción considerable de los volúmenes de almacenamiento y en algunos casos la desaparición de fuentes superficiales de agua.

En esa misma línea, para los acuíferos del Estado de México según cifras del Gobierno Federal, el volumen de extracción de aguas subterráneas en el Valle de Toluca es de 412 hectómetros cúbicos por año, en Valle de Bravo 4.7, en Texcoco es de 284.5 y en Amecameca de 110, teniendo por consecuencia que la disponibilidad media anual de agua subterránea en el Valle de Toluca sea de menos de 128 hectómetros cúbicos por año, en Valle de Bravo sea de menos 1.3, en Texcoco sea de menos 149.8 y en Amecameca de menos 36, lo que da como resultado balances hídricos negativos, enfatizó.

En nuestra entidad federativa, las grandes empresas cuentan con más de 2 mil títulos de concesión, mayoritariamente en la industria de fabricación de papel, contenedores o empaques, bebidas y alimentos procesados, así como el sector inmobiliario, por lo que se considera viable que estas empresas diversifiquen las fuentes de agua para sus procesos productivos, sostuvo.