Mar. May 21st, 2024

La abanderada de la coalición “Sigamos Haciendo Historia” a la diputación federal por el distrito 01 con cabecera en Jilotepec, María Luisa Mendoza Mondragón, presentó un decálogo de propuestas enfocadas al campo.

Durante su visita en la comunidad de la Esperanza, perteneciente a Chapa de Mota, María Luisa Mendoza se reunió con cientos de ejidatarios, donde dijo que es necesario reactivar agro.

Las propuestas: Ventanillas digitales para trámites agrarios, reforestaciones con árboles endémicos, incentivos para mujeres que trabajen la tierra, incentivos para jóvenes que produzcan las tierras y protejan el medioambiente; una nueva Ley de Aguas Nacionales, castigo para quien altere el ciclo hidrológico natural con bombas antigranizo y avionetas.

Además, se propuso la implementación del programa “El Ejido es Nuestro, para el mejoramiento de instalaciones y equipamiento de los núcleos ejidales”.

Asimismo se planteó incrementar el número de Tribunales Agrarios para asegurar justicia y equidad en la tenencia de la tierra. La creación de una marca de origen ejidal y comunal para productos que se generen en su territorio; así como reconocer y proteger los derechos de las personas defensoras de la tierra, el territorio y el medio ambiente, estas fueron las propuestas presentadas por la candidata a diputada federal del verde ecologista.

“Todas y todos dependemos del trabajo que realizan con tanto esfuerzo nuestros productores del campo, pero con desfortuna esa labor es poco valorada, pues así como se exigen propuestas de vanguardia enfocadas a la infraestructura vial, educativa y de salud, el campo también debe revolucionarse, sostuvo.

Estás propuestas tienen ese objetivo, lograr un cambio significativo en las condiciones de vida y trabajo de nuestros productores agrícolas”, indicó Mendoza Mondragón.

Durante el encuentro, la abanderada de la alianza PVEM-Morena-PT, puso sobre la mesa otro tema de relevancia que es la grave sequía en la zona norte del Estado de México, por lo que los asistentes tomaron a bien las posibles soluciones para enfrentarla.

La experiencia en el trabajo agrícola y las propuestas deben ser la fórmula que nos lleve a consolidar una verdadera transformación del campo. “Me alegra que tengamos coincidencias y podamos transitar en beneficio colectivo. El campo somos todas y todos”, enfatizo María Luisa Mendoza.