Vie. May 24th, 2024

El PRI, el PAN y el PRD fueron las tres primeras fuerzas políticas en convulsionarse luego que se conocieron los alcances de la alianza. El descontento no fue tanto en la designación de los aspirantes a diputados federales.

De entrada, el Revolucionario Institucional lleva bajas considerables: Tania Hurtado, entró Melissa Vargas; Diego Moreno, entró Diana Pérez; Nacho Rubí, entró Roberto Sánchez; Nacho Beltrán, entró Jazmín Jaimes; Olga Esquivel se quedó en el limbo, el distrito 40 federal lo cedieron al PAN. Y así cuatro casos más. O sea, nueve cambios y no termina de cuajar su proceso interno.

De la otra alianza, Morena-PT-PVEM, a la fecha, no hay definición de aspirantes. Hubo registro, pero no precampañas.

El PVEM a duras penas está enlistando a sus soldados. El fin de semana, el Verde Ecologista anunció que Luis Miranda Barrera, hijo de Luis Miranda Nava, ex secretario de Desarrollo Social en el gobierno de Peña Nieto, será abanderado verde por el distrito 26.

Se va a enfrentar con Melissa Vargas Camacho. Hagan sus apuestas. Ambos están jóvenes y experiencia, no tienen mucha. Así que la cosa está más que pareja.

Pepe Couttolenc dio a conocer lo que ya se sabía, que Rafael Osornio Sánchez, va como precandidato a diputado federal por el distrito 01 con cabecera en Jilotepec.

Rafael Osornio disputará el distrito 01 con Miguel Sámano, quien va por la alianza PAN-PRI-PRD.

La experiencia legislativa de Rafael Osornio es mínima, sola ha sido diputado local por el PRI una vez, en la LIX Legislatura y eso le tendrá que dar para poder convencer al electorado del distrito 1 que él es la mejor opción para llegar al Congreso federal y respaldar todo lo que diga Andrés Manuel López Obrador, porque llegará con las siglas de Morena-PT-PVEM.

En cuanto a los procesos municipales y locales. El PRI, junto con el PAN y el PRD determinó ir en alianza en 77 municipios y 29 distritos locales, así quedó asentado en el documento que hicieron oficial ante el IEEM. A partir de ahí, los sueños de muchos se vinieron para abajo y la frustración creció.

Hoy, un gran número de comités municipales del PRI lucen un aspecto fúnebre, producto del duelo de sus militantes que dolidos colocaron coronas en señal de muerte política de su instituto al que le habían dedicado y entregado su vida entera.

Tanto en el PAN como en el PRD hay inconformidad, porque acusan de no consultar a la militancia y firmar una alianza que en lugar de sumar va a restar.

Por ejemplo, Sultepec que fue ejemplo a nivel estatal en votación municipal y para gobernador, hoy lo castigan y dejan al PRI sin candidato a alcalde y se lo pasan al PRD.

O Toluca, donde el PAN es la segunda fuerza y en lugar de llevar un candidato blanquiazul, la preferencia se la dan al PRI. Y es cuando la militancia dice “a qué estamos jugando”. Por eso las inconformidades.

De entrada, no se sabe la fecha de entrega de resultados de los dictámenes de procedencia o improcedencia de los candidatos a diputados locales y alcaldes. Lo que distingue al PRI. El amague y la confusión.