Vie. Jul 19th, 2024

Por: Víctor Yáñez

La locomotora llamada “Alito Moreno”

Ana Lilia Herrera, “se aferra al hueso”

Si en el Estado de México, siendo la entidad federativa más representativa del priismo, la que genera más votos a nivel nacional, le abrieron las puertas de par en par a la reelección de Alejandro Moreno Cárdenas que se podría esperar en los 31 estados restantes de la Unión; con esto se demuestra que nadie, absolutamente nadie, puede con Alito.

Definitivamente Alito Moreno es un berraco, porque en la 24 Asamblea Nacional Ordinaria del Partido Revolucionario Institucional hizo lo que quiso y, con la mano en la cintura, reformó el artículo 178 de los estatutos para que las dirigencias, tanto nacional como las estatales puedan reelegirse hasta por 2 periodos.

O sea que los priistas van a tener al campechano hasta el 2032, si bien les va, pero quizás Alito Moreno podría irse antes, en el 2030, porque podría estar presentando su renuncia para buscar la candidatura presidencial para dentro de seis años.

Pero quien sabe si para ese entonces, dentro de 6 años, esa locomotora llamada Alito, tenga la fuerza suficiente para intentar arrebatarle el poder a Morena.

De entrada, la Asamblea Nacional Ordinaria, fue con tufo de un PRI de hace casi 35 años. Alito Moreno habló del magnicidio en contra de Luis Donaldo Colosio, que según él, se fraguo desde dentro, desde el poderoso tricolor que estaba bajo el yugo de Carlos Salinas de Gortari.

Además, Alejandro Moreno puso sobre la mesa el Pemexgate, para atizarle a la leña y recordar el proceder del desaparecido Carlos Romero Deschamps, quien fuera líder de los trabajadores de PEMEX y señalar enfático que este nuevo PRI no va a tolerar actos de corrupción como antes y van a sancionar a quienes, desde su encargo público, no cumpla con su responsabilidad para el que fue elegido.

Sin embargo hay voces que se levantan. Primero, la Asamblea Nacional Ordinaria no inicio con el pie derecho, porque hubo zacapela en la víspera de los trabajos, “se le prohibió la entrada a los inconformes” y una vez “controlada la inconformidad”, se procedió a votar las reformas a los estatutos y así fue, sin titubeos ni miramientos.

Pero hay quien dice que Alejandro Moreno se está encaminado a la locura, como lo hizo saber Aurelio Nuño desde su cuenta de X, antes tuiter,

El ex secretario de Educación Pública en el gobierno de Enrique Peña Nieto, dijo que no hubo un pronunciamiento de refundación, nada de eso, todos conformes con las mismas prácticas de siempre, sin cambios sustanciales.

Durante su Asamblea Nacional Ordinaria se aprobó que el 60 por ciento de los cargos de elección popular serán para las mujeres. Entre lo más destacado.

A todo esto, realmente a Alito Moreno le interesa refundar el PRI, considerando que en los años por venir, el dirigente nacional priista va a ser senador de la República y sus baterías van estar direccionadas a ganar reflectores para alcanzar la candidatura presidencial en el 2030. Esas son las verdaderas intenciones.

Y el único camino para lograr su cometido es teniendo el control del PRI Nacional y el primer paso, y quizás el más importante, ya se dio. Aora habrá que ver si la militancia está dispuesta a atender las órdenes de su líder, pero, sobre todo, mantenerse institucionales como lo han sido por casi 100 años.

No obstante, todo indica que en el PRI se va a mantener esa actitud de agachones y sobajados sin decir pio, ese será el camino, porque ya no tienen un guía, como estaban acostumbrados cuando el presidente de la Republica era priista, o en el caso del Estado de México con el gobernador en turno.

Entonces que va a pasar de ahora en adelante, que es lo que va a pasar con ese PRI que ni va a cambiar ni se va a refundar.

Esa es la tesitura que se presenta a nivel nacional, pero en el Estado de México no “cantan mal las rancheras”.

Tras las reformas al artículo 178 de los Estatutos, la relección también aplica para las dirigencias estatales, por lo que estaremos viendo 8 años a Ana Lilia Herrera Anzaldo, al frente del PRI estatal, si es que no sucede otra cosa.

Realmente los priistas en el Estado de México están de acuerdo que Ana Lilia Herrera Anzaldo se quede.

¿qué tan grande es el peso político de Arturo Montiel Rojas en el Estado de México para mantener a Ana Lilia Herrera en la dirigencia del PRI sin que nadie la pueda mover?

Que dice Ricardo Aguilar, Carlos Iriarte, que anda en otros lados; Arturo Ugalde. Donde está la clase política. César Camacho está de acuerdo que Ana Lilia Herrera se quede. Quizás ese fue el acuerdo para que su pupilo, Mariano Camacho San Martín, sea diputado local electo.

Saltan estas dudas, porque nadie habla del hecho que Ana Lilia Herrera se va a quedar 8 años al frente del PRI, pese a los malos resultados que entregó en las elecciones del 2024.

Solamente, dos diputaciones locales; no se ganó en ningún distrito de los 40 federales. Además perdió sus bastiones, esos que representaban el voto verde para el PRI.

Morena Arrasó en la zona norte del Estado, como en la zona sur de la entidad. Solamente logró mantener, Villa Victoria, Lerma, San Mateo Atenco, Zinacantepec, Tejupilco, Jilotepec, Amecameca. Ganó Amanalco de Becerra, entre otros.