Vie. Jul 12th, 2024

Por: Víctor Yáñez

Eso de andar huérfanos de padre y madre no resulta nada bueno para los priistas mexiquenses.

Sin duda, la falta de un padre, el cual sirve de guía, hoy en día tiene a los priistas más que extraviados. Definitivamente los consejos de Jorge Meade y Alito Moreno, dirigentes nacionales no sirven de mucho, porque casi nadie de los priistas mexiquenses los toma en cuenta. Andan peor que un hijo desobediente.

Y de su dirigente estatal- Ana Lilia Herrera Anzaldo– nada se puede decir, porque la líder, parece estar atada de pies y manos, porque no puede arreglar que el PRI encabece en algunos distritos, donde tiene presencia y, sobre todo, es garantía de triunfo, por ejemplo el distrito X con cabecera en Valle de Bravo.

Ahí, sigue la rebatinga entre el PRI y el PRD y no se sabe quién va a ser el candidato a diputado local, si María Luisa Carmona Alvarado por el PRI como se había “cantado” o Arturo Piña García del PRD. Ambos, son alcaldes, pero buscan ser diputados para integrar la LXII Legislatura.

Sin duda quien contabiliza el mayor número de votos es el PRI, por eso se aferra a encabezar en el distrito X, pero la negociación –esa de la alianza PAN-PRI-PRD- inclina la balanza a favor del PRD, aunque Arturo Piña no logre juntar los votos que se requieren para ganar en esa región surponiente del Estado de México.

Qué va a pasar en esta región no se sabe, porque Jesús Zambrano no logró cerrar la pinza para lanzar a Arturo Piña a la cabeza de las negociaciones.

Es más así lo hizo saber el pasado 14 de marzo, el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano al término de la ceremonia de erección de Villa de Allende.

Así que hay que seguir esperando.

Los que saben y tienen “contactos” en el PRI estatal han revelado que la convocatoria del PRI para elegir candidatos a presidentes municipales y diputados locales por el principio de mayoría relativa se publica en la madrugada del domingo, por cierto va a ser Domingo de Ramos.

Quizás a muchos políticos, principalmente a los creyentes este día, el Domingo de Ramos (entrada triunfal de Jesús a Jerusalén) represente la señal que necesitan; para los ateos, definitivamente no es el mejor momento.

Pero vamos por partes. En la zona norte del Estado de México, que por la importancia política que significa está en la mira de la clase política gobernante.

Hay quienes afirman que con Delfina Gómez sí hay cariño, atención y hasta apapacho, lo que nunca tuvieron con su jefe, el gobernador en turno, por cierto, Alfredo del Mazo ya huele a morenista y dicen que en unos días más se declara transformador de México. Vaya usted a creer.

Mientras que en Ixtlahuaca señalan que en esta ocasión Lupita Díaz, puede lograr lo que ha soñado los últimos tres años: ser presidenta municipal de esta tierra mazahua.

No es que Abuzeid Lozano sea malo o muy malo como presidente. No, eso no es tema de conversación por el momento. El hecho real es que en Ixtlahuaca no está apta para tener un presidente que se reelige como lo pretende Abuzeid.

Eso definitivamente a la gente de Ixtlahuaca no le “cuadra”, sino que le pregunten a Juan Carlos Bautista quien perdió frente a Juan Luis Solalinde y llegó al poder.

Otro punto. Atlacomulco, que en 2018 fue gobernado por Roberto Téllez Monroy, busca tener al frente a un hombre de experiencia y conocimiento para dirigir los destinos de la Cuna de Gobernadores.

Sería interesante saber si el pueblo de Atlacomulco está preparado para un cambio de 180 grados y dejar en manos de Héctor Velasco, el municipio que es referente de la zona norte.

Formulamos la pregunta, porque se corrió el chisme que la presidenta municipal, Marisol Arias, definitivamente no va a “soltar el hueso” y “haiga como haiga sido” ella se queda porque se queda. Es más, así se lo ordenó su jefe Alito Moreno.

Chequen el dato, se lo ordenó Alito Moreno y no Ana Lilia Herrera que debería ser la más indicada, pero no, porque ella definitivamente no tiene vela en el entierro. Bueno creo que en ninguno velorio o parcela, porque los priistas andan haciendo lo que les venga en gana. Casi casi se mandan solos.

Así que la alcaldesa se emberrinchó y quiere echar para abajo los planes de Héctor Velasco de querer ser el candidato de la alianza a la alcaldía de Atlacomulco.

Por cierto, Gustavo Cárdenas, como en el tiempos de Poncio Pilatos, él se lava las manos y no se mete en broncas. Allá y los priistas.

Hablar de la zona norte, resulta por demás importante. Ahora resulta que Arturo Chávez, candidato a diputado federal por el distrito 01, está a un paso de “caerse del caballo”, producto de una mala planeación política, y lo peor que no tiene sucesor, nadie de los 9 alcaldes que conforman el distrito 01, quiere entrarle al quite.

Que tan cierto es, no se sabe. Lo grave es que nadie apoya a Arturo Chávez.

Bien dice un amigo, que ha sido presidente municipal, diputado federal, diputado local de manera concurrida, nunca le des a saber a los demás que no tienes dinero, mejor que piensen que “nadas en dinero” aunque no tengan ni para un chapoteadero.

Y Arturo Chávez anda empezando lento, por contratiempos de dinero y ni Miguel Sámano, Ricardo Aguilar o Gustavo Cárdenas, han mostrado interés en ayudarle. Porqué. Esa es la pregunta del millón.

A los priistas les conviene que gane Arturo Chávez y frenar la carrera, por cierto ascendente de María Luisa Mendoza Mondragón que trae el apoyo de más de uno, entre ellos de Rafa Osornio, quien es el más interesado en que Morena gane el distrito 01 y tengan un espacio en el Congreso de la Unión.

De ganar María Luisa Mendoza como se vislumbra, eso representaría un golpe para Miguel Sámano, porque ella fue su pupila por muchos años.

Por otro lado. Hace unos días se firmó un pacto, no de sangre, como lo hizo recientemente Xóchitl Gálvez, no de esos no, pero si hay un pacto entre los alcaldes de la zona norte, principalmente aquellos que tiene que ver con el distrito 14.

Acambay, Aculco, Polotitlán, Soyaniquilpan, Chapa de Mota, Jilotepec, Timilpan, Morelos y Villa del Carbón, en el sentido de “bajar los brazos” si resulta que Aurora González Ledezma, es, de nueva cuenta, la candidata de la alianza PAN-PRI-PRD a la diputación local por el distrito 14. Ya está firmado el pacto y nadie se rajará.

Tan es así que Arturo Osornio, mano derecha o izquierda de Ana Lilia Herrera, bueno ya ni se sabe, hizo un extrañamiento por el comportamiento de la clase política del distrito 14 que no quieren “jalar” con Aurora González. Que cosas. Verdaderamente hay que acostumbrarnos a los nuevos tiempos de los priistas, que andan huérfanos y desorientados.

Así como están las cosas en todos los municipios de l Estado de México, en San Felipe del Progreso deberían determinar quien va a ser el candidato. Todo mundo habla y señala que va a ser Abraham Monroy Esquivel, pero no hay nada definido.

El trabajo hecho por el guerrero mazahua, Javier Jerónimo Apolonio, es un punto a favor, pero hay que seguir caminado y hablando con los lideres naturales, para que el día de la unción del candidato de la alianza se dé sin contratiempos.

Ya falta poco para las definiciones y todo apunta que Abraham Monroy va a ser el «gallo» de los mazahuas para hacerle frente a Jaime Torres Marín. habrá que ver de que cuero salen más correas.