Jue. Jul 11th, 2024

Tonatico, Estado de México. Tonatico: “lugar donde nace el sol”, de ahí provienen las raíces de Fabiola Norma Benítez Cuevas, quien durante 34 años dedicó su vida a formar y normar conciencias entre los niños que hoy miran el 2021 con un horizonte prometedor.

En amena charla con la maestra Faby, como la conocen en Zacualpan, Ixtapan de la Sal o Tonatico, municipios donde por más de 3 décadas, formó y forjó decenas de estudiantes, que hoy en día son promesas de cambio y desarrollo para esta región sur de la entidad.

Parafraseando a Nelson Mandela, la maestra Faby considera que la “educación es el arma más poderosa para cambiar al mundo”, porque es ahí donde radican las bases para el progreso y desarrollo de los pueblos.

Recuerda que inició su trajinar en la docencia por los años 80, donde tiene presente que para llegar a Teocalzingo, una comunidad de Zacualpan, era caminando o en camioneta, no había muchas opciones, pero a ella la impulsaba el espíritu de lucha, de compartir sus conocimientos con los niños.

Para la maestra Faby el servicio público es parte fundamental para el desarrollo de los pueblos, y más aún cuando no se tienen las oportunidades de progreso y superación personal como sucede en la zona sur.

Con el paso de los años alcanzó su título de la licenciatura en Pedagogía, profesión que le dio la satisfacción de compartir con su esposo y sus tres hijos, a quienes ha enseñado el camino de los valores, como la honestidad, la transparencia y honradez; eso es lo más valioso, expresa.

En el transcurso de la charla con Primera Columna, habló de las gestiones que hizo como directora de la Escuela Primaria Anexa a la Normal de Ixtapan de la Sal, que permitió la construcción de todos los espacios educativos, para lograr una escuela digna para la enseñanza.

Ser de Tonatico o hablar de Tonatico, un pueblo con encanto, es hablar de su magia, esa que surge de las manos de los artesanos, de su gastronomía y de sus tradiciones religiosas, como parte de su identidad.

La maestra de profesión detalló que Tonatico se distingue por su fiesta religiosa en honor a la Virgen de la Candelaria, misma que se celebra en la primera semana de febrero y que congrega a las familias de este municipio y atrae a miles de visitantes. Lo mismo sucede con El Concilio, un evento donde se escenifica la vida y muerte del hijo de Dios en Semana Santa.

Así es Tonatico, refiere la maestra Faby, lleno de tradiciones y costumbres, pero al mismo tiempo demanda oportunidades de empleo y desarrollo, para evitar la migración de miles de familias a Estados Unidos, en busca del “sueño americano”.

Sabe y reconoce que uno de los problemas que más se padece en todo el municipio es la falta de agua. Ese ha sido un problema que aqueja a la mayoría de las familias y pese a los esfuerzos de los gobiernos municipales, la escasez del vital líquido se agrava.

Faby Benítez Cuevas dice que como persona, como profesionista de la docencia, quiere ver a su pueblo, Tonatico, en otro plano. Esa, sin duda, es la aspiración de cualquier tonatiquense: aportar su experiencia y capacidad para trascender a otro plano.

Hoy, dijo que la mujer sigue jugando un rol fundamental en el desarrollo político, social y educativo de la región sur y ella se mantiene activa, desde su trinchera, para aportar su granito de arena.

Ya ha quedado demostrado en los hechos que cuando la mujer gobierna, los resultados están a la vista y Tonatico no es la excepción. Hay que hacer valer la fuerza de la mujer, sobre todo, los principios rectores de igualdad y equidad de género, plasmados en la Constitución Política del Estado de México, concluyó.