Lun. Jun 17th, 2024

Sultepec, Estado de México. A Miguel Ángel (Hernández Tinoco) lo reconocen por su liderazgo, por su capacidad proba para dialogar, pero, sobre todo, lo más importante, por esa visión que tiene el alcalde para reunir a todas las expresiones políticas y ciudadanas y trabajar bajo un solo proyecto: el progreso de Sultepec.

No hay comunidad, barrio o ranchería que no reconozca el liderazgo del hoy alcalde de Sultepec (por segunda ocasión) Miguel Ángel Hernández Tinoco, que a pesar de tener una deuda millonaria a cuestas, ha logrado romper paradigmas e ir cerrando las brechas de pobreza y marginación en todas las comunidades.

En esta ocasión, visitó El Calvarito, una de las comunidades que pertenecen a Potzontepec. Acompañado del director general de Infraestructura Rural de la Secretaría del Campo, Mario Vallejo, recorrieron los 4 kilómetros y medio de caminos de sacacosecha que se están ejecutando.

Así es como hay que responder a los hombres del campo, sostuvo el funcionario del gobierno del Estado, Mario Vallejo, quien reconoció el liderazgo del alcalde Miguel Ángel Hernández Tinoco, al emprender obras de gran envergadura, como es la construcción de más de 3,500 cisternas con capacidad de 12 mil litros cada una.

Es más, Miguel Ángel planteo la necesidad de producir agave en la región, para cambiarle la vida a los productores del campo. “Ya estamos produciendo limones, aguacates y ahora queremos agaves para producir mezcal”.

Fue una jornada donde reinó la camaradería, la buena vibra y el dialogo fraterno con los habitantes de la región náhuatl. Ahí Miguel Ángel escuchó una sentida petición, resolver los limites con Aquiapan, localidad perteneciente a Almoloya de Alquisiras, pero se busca delimitar el territorio entre Potzontepec y Aquiapan, que cada uno tenga sus límites. 

El compromiso de alcalde es seguir trabajando con todos, sin mirar colores, preferencias políticas y sociales, porque el desarrollo de las comunidades se hace de la mano de los hombres y mujeres de Sultepec sin discriminación ni marcar divisiones.