Alfredo Farfan, un joven político de 33 años de edad contra otro, ya no tan joven, Pepe Mejía junior de 39 años, este  último ya no pasa la primera prueba en clasificación de jóvenes para aspirar a la candidatura a la alcaldía de Sultepec, porque rebasa la edad, debe ser hasta los 37 años.

Eso es lo que marca el PRI, en los espacios que se abren para este importante sector de la sociedad. Sin lugar a dudas, la experiencia no esta peleada con la juventud y viceversa, por lo tanto, habrá que ver los espacios en Sultepec y si los liderazgos dan la oportunidad a los jovenes de poner en práctica lo aprendido, tanto en la escuela como en la calle.

Hay que tener presente que Alfredo Farfan ya tiene experiencia en el manejo de la administración pública, al desempeñarse como síndico municipal de Sultepec en el periodo 2012-2015, no es ningún improvisado, por lo que su aspiración es legítima, por lo Alejandra del Moral tendrá que valor quién o quiénes le pueden garantizar el triunfo en el sur del Estado, donde Miguel Ángel Hernández Tinoco ha mantenido el liderazgo desde hace ya 5 años y que garantizó el triunfo para el PRI en la elección historica del 2017, donde Alfredo del Mazo se alzó con el triunfo.

Ese bastión priista del sur del Estado es el que busca Morena conquistar en los comicios del 2021 porque sabe que es ahí donde el que está marcando la diferencia. Primero Alfredo del Mazo, luego Cruz Roa, de ahí la importancia de ganar esta región para López Obrador.

Carlos Santiago, en la mira de los metepequenses

Quien sabe de Carlos Santiago Vega, conoce que es un hombre recatado, pero determinante en su actuar. En la víspera de los comicios, está buscando trazar la mejor ruta, porque tiene presente que el 2021, será un año de definiciones, no solo para los políticos o para los partidos, sino para la gente en su conjunto, porque para él pensar en la población es lo primordial.

Carlos Santiago abreva en su trayectoria una experiencia de 25 años de trabajo en la administración pública y eso le ha permitido pulsar el sentir, el pensar y actuar de las gente de las colonias,  de los barrios, como de las zonas residenciales, porque para este joven político, el interactuar con las mujeres, con los jóvenes, con las amas de casa, es lo más importante. Así es como se adquiere la experiencia para gobernar y en eso esta puesta su mirada.

Jiquipilco, un bastión de liderazgos

Para quien conoce a Marcial Franco sabe que es un hombre de una  sola pieza. Es cabal, sincero, pero sobre todo, hombre honesto y trabajador.

Que busca Marcial Franco, poder, desde su trinchera, contribuir al desarrollo de las comunidades de Jiquipilco. Marcial Franco es amiguero; sabe escuchar y atender a la gente.

Lo mismo se toma un refresco con un  joven que jugar futbol con los jóvenes deportistas que acuden los domingos a los campos de futbol soccer, que con las personas que dedican si tliempo a la vendimia.

Por ello la gente ve con buenos ojos que Marcial Franco levante la mano para aspirar a dirigir los destinos de su municipio y poder contribuir a cristalizar los sueños de los habitantes de Jiquipilco.

Marcial Franco, está abierto a las decisiones de su partido, el Revolucionario Institucional. Esta consiente de que la oportunidad puede llegar en este 2021, por lo que quiere ser promotor de la unidad y el trabajo en equipo al interior del Revolucionario Institucional para mantener el trabajo que a la fecha ha realizado la alcaldesa Marisol González Torres en favor de los habitantes de las comunidades y élñ busca darle continuidad.