Vie. Jul 19th, 2024

Por: Javier Martínez Ferrusca

€.-Asignación de diputados en EdoMéx se ha convertido en un Frankenstein electoral

Más allá de las reglas electorales que señalan la manera de asignar los diputados locales en el Congreso del Estado de México y las alianzas que se puedan formar en materia electoral, llegó el momento de que los legisladores tomen en cuenta la voluntad expresada en las urnas y, con ello, evitar la sobrerrepresentación de los partidos; Así como dar el poder a La Mayoría Silenciosa para otorgar el registro a los llamados partidos satélites para evitar que por medio de alianzas se transfieran votos entre ellos.

El Instituto Electoral del Estado de México ha generado un escándalo por la forma en que asignó a los diputados que van a integrar la LXII Legislatura local, ya que le asignó a Morena los suficientes espacios para controlar el órgano legislativo y con base a la sobrerrepresentación de sus aliados les da la mayoría calificada para hacer y deshacer a su antojo. Algo sin sentido común para los electores.

Las cuentas son muy simples, Morena con un votación de 3 millones 219 mil votos, tendrá 35 diputados; el Partido Revolucionario Institucional con un millón 401 mil sufragios le asignaron 9 legisladores; mientras que el Partido Acción Nacional con 915 mil votos tiene 7 diputados. En el caso de Movimiento Ciudadano solo tiene 2 diputados.

Es decir mientras al PRD cada diputado le costó 172 mil votos, a Morena le costó 91 mil 971 votos obtener un diputado; el PRI necesitó 155 mil 666 votos para obtener cada diputado, en contraparte al Partido Verde solamente necesitó 71 mil 500 votos por cada uno de sus 10 diputados, caso contrario el PAN necesitó 130 mil sufragios para ganar un curul, cuando al PT solo le bastaron 56 mil 250 votos un legislador. El más perjudicado, sin duda, fue Movimiento Ciudadano, ya que cada espacio legislativo le costó 212 mil votos.

De acuerdo con el Artículo 367 del Código Electoral del Estado de México: Todo partido político que satisfaga los requisitos establecidos en el artículo 25 de este Código, tendrá derecho a participar en la asignación de diputados por el principio de representación proporcional. En ningún caso, un partido político podrá contar con un porcentaje del total de la Legislatura que exceda en ocho puntos su porcentaje de votación válida emitida.

Por lo visto, todos los partidos de coalición Sigamos Haciendo Historia en el Estado de México tiene una sobrerrepresentación más allá del 8 por ciento de acuerdo a la ley.

El otro tema en mención, es la manera en que se ha tergiversado la forma de hacer alianzas electorales, ya no buscan acotar el poder unánime de un partido y mucho menos ganar el poder a través de la coalición, ahora son el refugió de los partidos satélites para mantener el registro y ganar espacios con base a votos que La Mayoría Silenciosa no le ha brindado en las urnas.

Lo anterior va ligado incluso al tema anterior, ya que con una coalición o candidatura común el partido dominante y sus aliados logran la sobrerrepresentación para tener atribuciones que los ciudadanos no les otorgan. Por esta razón, los legisladores deben analizar una forma de representación más pura, y que los votos sean intransferibles entre partido, permitiendo las alianzas, pero no los acuerdos que les permitan a los institutos políticos obtener porcentajes que la gente no le otorga, como en el caso del Partido Verde, el PT y el PRD en la pasada elección del 2 de junio.

Así las cosas, los legisladores y los tribunales tienen mucho que trabajar para corregir el Frankenstein que ahora tenemos por Código Electoral.

*Se acabó la luna de miel entre Delfina Gómez y La Mayoría Silenciosa*

A nueve meses de llegar al poder, La Maestra, Delfina Gómez, tiene que ponerse a trabajar, la luna de miel con el electorado se terminó y es necesario poner atención en los problemas que aquejan a La Mayoría Silenciosa en el Estado de México, empezando por los problemas que ha generado la llegada del IMSS-Bienestar y la falta de dinero para brindar las prestaciones al personal del sector salud.

Terminar con los rumores en la Secretaría de Seguridad, donde el columnista, Salvador García Soto, del periódico El Universal, señaló que el secretario General del Gobierno, Horacio Duarte quiere destituir a Andrés Téllez para imponer a su recomendado, el teniente coronel Cristóbal Castañeda y, de esta manera, despejar las dudas para que el encargado de la dependencia se pueda concentrar en un tema que aqueja a la ciudadanía.

Finalmente, la necesidad de poner en marcha un plan para repavimentar las carreteras en todo el territorio mexiquense, porque están intransitables, desde hace años las autoridades van y vienen, pero nuestros caminos no mejoran.

No basta con salir a caminar en las calles de Toluca para tomarse fotografías, si la gobernadora no escucha los problemas de los ciudadanos, no tiene caso salir para causar un impacto mediático.