Mar. May 21st, 2024

Por: Javier Martínez Ferrusca

Entre el PRI del pasado y el presente de Morena todo sigue igual

Los problemas de México han empeorado a través de décadas de gobierno del Partido Revolucionario Institucional, Partido Acción Nacional y hoy de Morena, por eso, las acusaciones que se hacen durante las campañas electorales ya nadie las cree, La Mayoría Silenciosa sabe que entre el pasado que critica Morena y las promesas que hace Fuerza y Corazón por México sólo hay mensajes vacíos, porque en nuestro país todo sigue igual.

Las alianzas nos quieren hacer ver, que todo ha cambiado, que hay dos proyectos diferentes, uno que muestra un pasado lleno de errores, con muertes dolosas, corrupción, uso electoral de los programas sociales, usos y abusos del poder. Otro que muestra al gobierno del presente como catastrófico, incapaz de resolver los problemas, lleno de yerros en su proceder ante la delincuencia, la construcción de obras, la compra de medicamentos, la atención a la pandemia, pero al mismo tiempo que es igual de corrupto y con los mismos o peores resultados en varios rubros.

La realidad es que todo sigue igual nada ha cambiado, La Mayoría Silenciosa no tiene un proyecto diferente, que le asegure que las cosas van a cambiar, algunas para ser atendidas en el corto plazo, otras para que mejoren en el mediano plazo y muchas proyecto que cambien significativamente su vida en el largo plazo.

Claudia Sheinbaum hace creer a través de su publicidad que hay dos proyectos, el del pasado que generó mucha violencia, muchos muertos por la guerra contra el narcotráfico iniciada por Felipe Calderón; la realidad es que con Morena siguen igual, su estrategia de “abrazos no balazos” fue un desastre, las cifras no mienten, los homicidios se incrementaron con López Obrador para superar los que dejaron Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y Vicente Fox.

La gente no vive más tranquila, no hay menos asaltos, las agresiones a mujeres se incrementaron. La corrupción sigue igual, el tráfico de influencias es el mismo, la familia del presidente, Andrés Manuel López Obrador, al igual que la de sus antecesores, se ha enriquecido. La respuesta de Claudia Sheinbaum a una posible investigación contra los hijos del presidente demuestra que la impunidad que ha manejado Obrador y sus antecesores seguirá igual.

La narrativa de los morenistas tiene como objetivo poner a Guanajuato, gobernado por Acción Nacional en el ojo del huracán, como un estado inseguro, lleno de violencia, extorsiones y muertes; mentira, no solo es Guanajuato, todo México está igual. Porque en 9 entidades gobernadas por Morena han subido los homicidios dolosos, Puebla, Sinaloa, Oaxaca, Veracruz, Ciudad de México, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y no se diga el violento Guerrero que comparado con Guanajuato es una catástrofe en materia de seguridad.

Los programas sociales desde su creación han sido condicionados y se usan de manera electoral, las cosas no cambiaron con Morena, incluso los incrementaron sin importar que no había los recursos suficientes para sostenerlos, por eso, acabaron los con los fideicomisos, incrementaron los préstamos a instituciones internacionales y dejaron de atender temas torales para un gobierno, pero los programas no sirvieron para nada, los pobres se incrementaron durante el sexenio de López Obrador, la razón es muy simple, no pretendían sacar adelante a La Mayoría Silenciosa, sino formar clientelismo electoral.

*Delfina Gómez sin hacer nada es mejor calificada que Alfredo del Mazo*

De acuerdo a la última encuesta de Mitosfky, Delfina Gómez es calificada con un 53 por ciento, ocupa el lugar número 15 entre los gobernantes en los estados, un lugar que Alfredo del Mazo nunca pudo alcanzar, a pesar de su aparato ostentoso de comunicación social, sin lugar a dudas influyó su falta de trabajo y su actuar ante la inseguridad.

Pero Delfina Gómez todavía tiene el bono de confianza de La Mayoría Silenciosa, lleva 7 meses y no hay nada que presumir, la inseguridad es un cáncer que no ha podido limitar, los robos en sus diferentes modalidades están a la orden del día. Los presos injustamente llevan meses plantados frente al Palacio de Gobierno sin ser atendidos, mientras Raymundo “N” exalcalde de Toluca, a pesar de haberse fugado de la justicia, recibió los beneficios de la preliberación. Nadie sabe qué ha pasado con los secuestrados en Texcaltitlán; hay detenidos, pero no hay culpables del secuestro de los polleros; y los líderes de la Familia Michoacana asisten a los bailes en Tejupilco sin que la autoridad logre su detención.

*Se pone interesante la contienda electoral en Zinacantepec*

Cuando todo parecía que la reelección de Manuel Vilchis Vivero sería un día de campo en la elección del 2 de junio, llegó el expriista Manuel Castrejón Morales de la mano del Partido del Trabajo, y está a unos días de ser nombrado candidato de la coalición Juntos Seguiremos Haciendo Historia, acompañado del partido Morena y el partido Verde.

De ser así, las cosas se le complican al presidente municipal en funciones, toda vez que Castrejón tiene la posibilidad de generar votos dobles, al quitarle votos al PRI y sumarlos a su causa, falta ver qué capacidad de operación política tiene Vilchis para mantener contentos a los de casa, porque pueden ser convencidos de trabajar para un proyecto alterno, a pesar del buen trabajo que ha generado en las comunidades.