Vie. Jul 19th, 2024

Por: Arturo Albíter Martínez

· El precio de alimentos es una de las causas por las cuales la inflación no disminuye y todo apunta a que puede tener un repunte en el segundo semestre del año.

· Condiciones climáticas adversas provocan que frutas y verduras que regularmente eran baratas, ahora alcancen precios elevados.

· En el sexenio que está por terminar, el precio de la carne en la zona centro del Estado de México pasó de los 110 pesos hasta oscilar entre los 180 y 200 pesos el kilo.

· Comentario del día: La presión en el ISSEMyM es muy alta.

· La posible renuncia del director, Ignacio Salgado, es una realidad.

· En la Legislatura se tocó el tema, aunque no a fondo, de una posible Reforma a la Ley del ISSEMyM, durante la aprobación del presupuesto.

· Pregunta del día: ¿Veremos a Alejandra del Moral en un puesto “de medio pelo” en la administración federal?

El precio de los alimentos ha mantenido una presión constante y la situación ha sido peor durante la presente administración federal, tortilla, pan, carne han registrado aumentos constantes.

El precio de los artículos de primera necesidad, durante los últimos años, se mantienen, por arriba de la inflación general que la quincena pasada se colocó en el 4.78% en un comparativo anual.

Pero por ejemplo las frutas y verduras alcanzaron un incremento del 17.28%, un porcentaje tres veces más alto que el registrado por la inflación general.

Y esta es una tendencia que se ha registrado en los últimos años y si en otro momento, la elección presidencial era un tiempo de estabilidad en el mercado, ahora las condiciones no cambiaron.

Un ejemplo claro hasta el mes pasado fue lo que sucedió con el chayote que increíblemente alcanzó los 120 pesos el kilo.

Las condiciones políticas no han sido las mejores para el campo durante la actual administración federal, porque debemos recordar que desde el inicio, la instrucción de AMLO fue disminuir los recursos que se le entregaban a este sector.

Ahora además se tienen que tomar en cuenta otros aspectos como son las condiciones climáticas que han sido severas y extremas durante los últimos ciclos agrícolas.

El precio de algunos insumos también ha sido un factor clave para disminuir la productividad y es que por ejemplo el precio del fertilizante ha registrado incrementos de más del 100%, debido a la guerra de Rusia con Ucrania, ya que aquellos países eran de los principales proveedores.

En el Estado de México de acuerdo a líderes campesinos, el maíz que es el principal cultivo ha bajado su producción considerablemente y hasta el año pasado, Vicente Álvarez ya advertía que la reducción era de al menos el 30% y el actual ciclo puede bajar otro 10 o hasta 20%.

A las políticas públicas que han sido adversas para los campesinos, se le suman las condiciones climáticas; pero desde hace varios años otros problema también afecta el precio de alimentos y es la intervención de grupos de la delincuencia organizada que llegan al extremo de imponer precios en algunas zonas y el pollo es de los más afectados, de acuerdo a líderes de diferentes regiones.

Javier Reyes, presidente de la Unión Ganadera Regional Centro Norte del Estado de México aseguró que simplemente para hacer una salsa, que lleve cebolla, jitomate, chile, ajo, cilantro, ya no es tan barato o accesible como en otro tiempo.

Por lo que decir que con tortillas y salsa ya hacen una comida, no es tan sencillo como hace unos años.

El ejemplo más claro tiene que ver con el precio de la carne en la zona centro de la entidad, y nos referimos al consumidor final. El kilo de costilla o bistec que al inicio de la gestión de AMLO costaba entre 110 y hasta 120 pesos, ahora ya se encuentra en promedio entre 180 y 200 pesos.

El kilo de pechuga que hace seis años costaba hasta 60 pesos ahora cuesta 120 pesos en promedio.

En el caso de la tortilla, al inicio de la presente administración federal, el kilo se encontraba entre 15 y 16 pesos ahora rebasa los 22 pesos en promedio.

Todo apunta a que la tendencia no se va a detener, aumenta la incertidumbre si mandataria federal electa mantiene la misma política que AMLO.

COMENTARIO DEL DÍA: MÁS PRESIÓN EN EL ISSEMyM SI SE HACE REALIDAD LA SALIDA DE IGNACIO SALGADO.

El tema del ISSEMyM no se puede dejar de lado y es que las condiciones no cambian en el instituto, la presión es muy alta y a pesar de las promesas de la ahora mandataria estatal, Delfina Gómez, lo cierto es que no se le ha puesto atención especial.

La semana pasada comentamos que Ignacio Salgado, el director del ISSEMyM estaba en la tablita, pero lo cierto es que todo apunta a que no es una decisión que venga de gubernatura.

No le piden la renuncia, las condiciones y la presión ha sido tanta, que todo apunta a que el mismo funcionario es el que puso en la mesa su renuncia.

Y es que en este momento y cada día que pasa el ISSEMyM se convierte en un polvorín. Y no existe nada mejor que la tranquilidad.

La posible reforma al instituto es algo que hemos comentado desde hace algunas semanas y que incluso en la actual Legislatura se tocó el tema aunque no ha fondo, durante las posturas que fijaron los grupos parlamentarios antes de aprobar el presupuesto.

Entre los temas que podrían causar controversias se encuentra el aumento a la edad para jubilarse o los años de trabajo, el aumento a las cuotas que cobran a los trabajadores y hasta limitar algunos servicios.

PREGUNTA DEL DÍA: ¿VEREMOS A ALEJANDRA DEL MORAL EN ALGÚN CARGO DENTRO DEL PRÓXIMO GOBIERNO FEDERAL?

Si se pudiera hacer una lista de los ex priistas más sinvergüenzas y traidores, que le dieron la espalda al partido que todo les dio y ahora podrían tener un cargo en la administración sin duda tenemos que anotar en uno de los dos primeros puestos a Alejandra del Moral.

¿Será que en los primeros años de la próxima gestión ya despache en alguna oficina federal?