Dom. Abr 21st, 2024

*Comisiones analizan la iniciativa del diputado Rigoberto Vargas Cervantes.

Toluca, Estado de México. Diputadas y diputados locales mexiquenses coincidieron en la oportunidad de expedir una Ley de la Primera Infancia del Estado de México, propuesta del diputado Rigoberto Vargas Cervantes para contar con un marco jurídico que proteja y garantice el cumplimiento y ejercicio de los derechos de las personas desde su gestación hasta los seis años de edad de manera integral a fin de garantizarles un excelente comienzo en su vida.

Durante la reunión de las comisiones para la Atención de Grupos Vulnerables y Especial de los Derechos de las Niñas, Niños, Adolescentes y la Primera Infancia, la legisladora Alicia Mercado Moreno (Morena) señaló que no se puede hablar de desarrollo infantil sin hablar de los mecanismos para el desarrollo cerebral, el cual empieza en el vientre materno.

Detalló que la iniciativa incorpora la participación del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, la estrategia nacional de atención a la primera infancia y novedades como las personas cuidadoras y el concepto de primera infancia.

También de Morena, el legislador Jorge García Sánchez apuntó que la iniciativa atiende a un grupo de alta vulnerabilidad, cuando con frecuencia se apela al principio de interés superior de la niñez, el cual es demasiado amplio y su aplicación queda en cuestiones de orden jurídico cuando su atención debe ser integral, lo que puede derivar en servicios de baja calidad para las y los menores, en especial los de familias marginadas o escasos recursos.

Con esta ley, dijo, podría garantizarse el respeto a sus derechos incluso antes del nacimiento, pues incorpora un marco para abordar temas como abuso y negligencia, y la garantía de que podrán acceder a servicios de salud y nutrición adecuados.

De acuerdo con la iniciativa, para garantizar la promoción, respeto y protección de los derechos de la primera infancia, autoridades estatales y municipales deberán realizar acciones y medidas que fortalezcan el marco institucional, con base en los cuatro principios de la Convención de los Derechos del Niño: interés superior; participación y ser escuchado; derecho a la vida, la supervivencia y desarrollo, así como la igualdad y no discriminación.

También plantea que el Estado deberá garantizar en las políticas, programas, presupuesto y campañas el desarrollo integral de la primera infancia, por lo que en el desarrollo prenatal la madre recibirá la nutrición adecuada, suficiente, inocua, equilibrada y completa; así como el uso de suplementos para un buen desarrollo y crecimiento del bebé, atención médica periódica en conjunto con los exámenes correspondientes y, de ser necesaria, la atención psicológica y emocional adecuada.