Mié. Abr 24th, 2024

Al dar a conocer que los delitos cibernéticos en contra de menores de edad van al alza, y que deben combatirse por las consecuencias para su salud mental y emocional, la diputada Juana Bonilla Jaime propuso que las autoridades estatales y municipales promuevan mecanismos para la protección de los intereses de niñas, niños y adolescentes ante los riesgos derivados del acceso a medios de comunicación y el uso de sistemas de información que afecten o impidan objetivamente su desarrollo integral.

En sesión deliberante, la legisladora de Movimiento Ciudadano explicó que, al tratarse de un sector económicamente dependiente, los y las delincuentes buscan atacar otros de sus bienes, como su imagen, su intimidad, privacidad e inclusive su vida con actos como el acoso cibernético, el grooming (acoso sexual en línea), la suplantación de identidad y el acceso no autorizado a cuentas en línea.

De acuerdo con el estudio “Estado de las políticas y regulación sobre la ciberseguridad para niñas, niños y adolescentes en México 2022’’, elaborado por la Asociación de Internet Mx., se detalla que, en cifras globales, el número de delitos cometidos por internet en contra de menores de edad se incrementó en 278 por ciento entre 2019 y 2020 al pasar de 892 a 3 mil 368 denuncias.

En México los delitos más comunes denunciados contra niños y adolescentes son la pornografía y la pedofilia en línea. De acuerdo con datos de la Guardia Nacional, durante 2020 la pedofilia fue el delito más reportado con mil 882 casos, seguido de la pornografía en internet con 625 casos, y el acoso en línea, 183 casos. Para el caso mexiquense, agregó, se estima que unos 3 millones de menores de 6 a 17 años tienen acceso a internet, lo da una idea de la población potencialmente vulnerable.

La iniciativa de reforma a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes será analizada por las comisiones Especial de los Derechos de las Niñas, Niños, Adolescentes y la Primera Infancia y de Atención a Grupos Vulnerables.