Mar. Jun 18th, 2024

*-Oportunidad inigualable para promover el bienestar y desarrollo sustentable: Guillermo Zamacona.

Toluca, Estado de México.- Por unanimidad de votos, el Congreso mexiquense solicitó a la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del Gobierno estatal, proponga la declaratoria de la creación del Santuario de Agua Espíritu Santo, en la cual se pueda incluir la zona sujeta a conservación actual, conocida como Reserva Estatal Espíritu Santo, en el municipio de Jilotzingo, y que genere los programas de su manejo en un periodo no mayor a dos años.

Conforme al punto de acuerdo impulsado por el diputado Guillermo Zamacona Urquiza, en Huixquilucan, Isidro Fabela, Jilotzingo y Xonacatlán –entre otros municipios–, se encuentra el ‘Bosque de Agua’, región compuesta por la Sierra de las Cruces (que separa a la Ciudad de México de Toluca) y la Sierra Chichinautzin, que separa a la Ciudad de México de Morelos. Esta región, por su cobertura boscosa, brinda agua a más de 25 millones de personas en la Zona Metropolitana del Valle de México, aunque se encuentra severamente amenazada por el crecimiento urbano y la tala ilegal.

El legislador del grupo parlamentario PRI advirtió que, sin este bosque, ‘no sería posible la existencia de las ciudades de Toluca, Cuernavaca y la Ciudad de México, ya que perderían su principal fuente de agua, entre muchos otros beneficios. Por esto, es urgente tomar medidas para protegerlo ya que, de lo contrario, todos sufriremos las consecuencias’, enfatizó.

Explicó que el 11 de agosto de 1994 se declaró zona sujeta a conservación este espacio ubicado en la comunidad de Espíritu Santo, Jilotzingo, y que mediante dicho ordenamiento se estableció que los ejidatarios, el gobierno municipal de Jilotzingo, la dependencia estatal, asociaciones civiles y particulares establecidas, estarían obligados a su conservación, cuidado y aprovechamiento racional, conforme a los programas de manejo que se determinen.

Sin embargo, añadió, a pesar de que ya pasaron 27 años, esta área natural protegida no cuenta con su programa de manejo, por tal motivo la reserva no cuenta con ningún recurso asignado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Comisión Estatal de Parques Estatales y de la Fauna (Cepanaf), la Protectora de Bosques del Estado de México (Probosque) o la Comisión Nacional Forestal (Conafor). Por ello, enfatizó, la creación del Santuario es un oportunidad inigualable para promover el bienestar y desarrollo sustentable de la entidad, acotó.