Sáb. Jul 20th, 2024

Por unanimidad, el Congreso Mexiquense solicitó a Ricardo Sodi Cuellar, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México y del consejo de la Judicatura, implemente un protocolo de seguridad para las diligencias fuera de juzgado para personas notificadoras y ejecutoras, así como garantizar la jornada laboral de ocho horas de quienes trabajan en el Poder Judicial.

La diputada María Elizabeth Millán García, autora del punto de acuerdo presentado a nombre del grupo parlamentario de Morena, recordó que en días pasados fue encontrada sin vida Miriam Jazmín Ramírez Cabrera, notificadora de primera instancia del Juzgado de Control y Enjuiciamiento de Cuautitlán, y que, pese a que la Fiscalía General de Justicia del Estado de México declaró que los hechos no ocurrieron durante alguna notificación, representó un caso de feminicidio contra una servidora pública del Poder Judicial.

Por lo anterior, explicó, no se debe esperar a que ocurran más hechos como este, pues las y los servidores públicos se ponen en riesgo al tener contacto directo con quienes se encentran involucrados en un litigio, y que en muchas ocasiones no comprenden el papel de los funcionarios públicos, por lo que el protocolo debe tener las medidas de protección adecuadas para notificadores y actuarios.

El punto de acuerdo también señala que las prolongadas jornadas de trabajo vulneran la integridad de las y los servidores públicos del Poder Judicial, ya que, al salir a altas horas de la noche, el riesgo repercute directamente en su seguridad, por lo que es necesario implementar medidas que les permitan cumplir con sus funciones en la jornada laboral de ocho horas.