Mar. May 21st, 2024

Javier Martínez Ferrusca

*-Se le acabó el oxígeno a Marcelo

La vida política de Marcelo Ebrard está a punto de terminar, su carrera llena de sacrificios políticos bajo la sombra de Manuel Camacho Solís y después con Andrés Manuel López Obrador, le agotaron el oxígeno, hoy todo su futuro es una interrogante, le cerraron el paso en Morena por órdenes del presidente; le abren la puerta en Movimiento Ciudadano (MC), donde nadie lo quiere, con la posibilidad real de prestarse a los juegos de Dante Delgado.

Sus sacrificios comenzaron en sus inicios bajo el cobijo de Manuel Camacho Solís, quien al salir del PRI inició su propio movimiento, en el andar, hizo diputado de la Asamblea Legislativa del todavía Distrito Federal, a Marcelo Ebrard.

Después bajo las siglas del PRD, Ebrard llegó a la Jefatura de Gobierno y en ese momento, se convirtió en el aspirante natural a la Presidencia de la República en el 2011 cuando ganó la encuesta del PRD para ser candidato presidencial en el 2012, según dicen los que conocen la historia, su mentor, Manuel Camacho Solís lo convenció para hacerse a un lado y dejar a López Obrador.

Después de exiliarse ante la persecución política de Enrique Peña Nieto y de que López Obrador ganó la presidencia, regresó con la esperanza de ser el siguiente en ocupar la silla presidencial; le otorgaron la Secretaría de Relaciones Exteriores, pensó que su carnal le iba a pagar aquel sacrificio de 2011, pero Andrés Manuel eligió a Claudia Sheinbaum como su sucesora y le entregó el bastón de mando.

Hoy, con 63 años de vida, trazar una ruta como la trazó Obrador en su momento, lo puede llevar a gastar de 6 a 12 años más de su vida en el intento de ser candidato presidencial.

El tiempo no es su aliado, pero la opinión de La Mayoría Silenciosa en cuanto a las personas que gobiernan en la tercera edad cambió notablemente con la llegada del presidente.Iniciar un movimiento contra la voluntad de Claudia Sheinbaum, buscar su registro como partido con Morena en el gobierno, esperar a que Dante o el PRD le den cobijo y recursos económicos como en su momento lo hicieron con López Obrador, es casi un sueño imposible. Incursionar en la carrera por la presidencia de la República de la mano de Dante Delgado con Movimiento Ciudadano parece una jugada muy arriesgada, para ello necesita saber si las intenciones del dueño del partido son serias o solo es una de sus jugadas para apoyar a Morena en lograr sus objetivos.

La situación es muy simple, si el partido naranja va en serio el capital político y económico de Jalisco, Campeche, San Luis Potosí y Nuevo León, se pondrán a su servicio. Su campaña recorrerá todo el país, pero buscará más votos en la zona centro; si Dante se dobla ante López Obrador como ya pasó en el Estado de México, la campaña de Marcelo se centrará en el norte y el occidente, con un mensaje y estrategia de quitarle votos al Frente Amplio en la clase media.

Se pueden discutir muchos pros y contras sobre quién es mejor candidato para la presidencia de la República en Morena, pero ya es irrelevante, Sheinbaum es casi candidata y Marcelo Ebrard necesita negociar su incursión en el Senado o en la Cámara de Diputados Federal, de su habilidad depende si se retira dignamente o como un pendenciero de la política. El tiempo lo dirá.

*-PT agota su capital político

El Partido del Trabajo (PT) siempre ha sido cerrado, el ingreso al instituto político lo decide, Óscar González Yáñez, quien acostumbra abrir las puertas en elecciones para ganar votos y mantener el registro, por supuesto, acompañado de prerrogativa, presta el logo pero nunca el poder político, presta una coordinación inexistente, pero siempre conserva el control.

Ya van dos elecciones en las que se saca la lotería, pero no ha podido capitalizar la ayuda de Morena para dar el salto de franquicia a partido, hace seis años tuvo siete diputados, hoy tiene una secretaria y algunas direcciones, pero ya no tiene cuadros.

Entre la escasez de gente con preparación profesional y sus fanáticos que solo lo siguen para seguir con su modus vivendi, se ha visto en problemas, la Secretaría del Trabajo, ocupada hoy por un profesor, Norberto Morales Poblete y, donde los más capaces del equipo petista lo acompañan para tratar de entregar buenos resultados y, Joel Cruz, ha sido enviado a la dirección del Cecytem, no tiene a quién dejar en la coordinación del PT mexiquense y él tiene que regresar a trabajar como representante ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM).

Para nadie es un secreto que en el PT las mujeres no tienen acceso a la primera línea de decisiones, por eso, Trinidad Franco no es parte del partido y Ana Yurixi Leyva no es tomada en cuenta para coordinar y mucho menos para la representación en el IEEM; en el PT se vieron obligados a buscar mujeres porque la ley los obliga, no porque su líder simpatice con ellas.

Después de tres décadas, el verdadero fracaso de Óscar González Yáñez es que pudo hacer crecer al PT y no logró crear cuadros competitivos para ganar elecciones ni para gobernar, solo creó simpatías, fanatismo y vividores de la política, esos son sus logros.

*-García Harfuch puede ser el primer éxito o fracaso de Sheinbaum*

Después de todos los ataques que ha recibido Omar García Harfuch por su aspiración a gobernar la Ciudad de México, la tarea de Claudia Sheinbaum por llevarlo al éxito se vuelve más difícil, la competencia con Clara Brugada que goza de las simpatías de Andrés Manuel López Obrador pondrá en evidencia si de verdad el presidente entregó el bastón de mando a su coordinadora de los comités de la 4T.

García Harfuch se puede convertir en el primer éxito o fracaso de Claudia Sheinbaum, lo cual sentará un precedente de respeto para sus futuras decisiones.

Esperemos que Obrador entienda en qué situación va a poner a sus pupila si mete las manos al proceso interno en la Ciudad de México.