Dom. Sep 24th, 2023

Villa de Allende, Estado de México. A fin de evitar se propaguen los casos de coronavirus entre los habitantes de Villa de Allende, se tomó la decisión de dividir a los integrantes del Cabildo para atender las demandas de la gente en las comunidades. Por un lado, los regidores Gaby Casillas Ocampo y Tomás Marín, visitaron las comunidades de Sabana Taborda segunda sección y Cerro de Guadalupe, para iniciar los trabajos de pavimentación de caminos rurales.

Mientras que el presidente municipal, Arturo Piña visitó a los habitantes de Barrio de Santa Cruz, San Jerónimo para iniciar los trabajos de construcción de pavimentación con concreto hidráulico de la casa de la señora Clemencia hacia la casa del señor Francisco.

Ahí el alcalde perredista, conminó a seguir trabajando en unidad para alcanzar los objetivos trazados, más aún cuando se viven tiempos difíciles, producto de la pandemia por el COVID -19, por lo que pidió a los delegados y habitantes, a difundir las medidas de sanidad y sana distancia, para evitar que los casos por el virus vayan en aumento.

Piña García, dijo que la mejor manera de lograr un desarrollo firme en las comunidades es trabajando juntos, de la mano con los delegados, por lo que pidió ser vigilantes de sus obras para que éstas sean para muchos años.

Por la mañana, el secretario del Ayuntamiento, Epigmenio Delgado, acudió, junto con los regidores Gaby Casillas y Tomás Marín, al inicio de los trabajos de pavimentación en Sabana Taborda segunda sección, sin embargo, no se dio el banderazo de arranque porque los ciudadanos solicitaron que la obra no se lleve por contrato – que la ejecute una empresa- sino que sea por administración, para que se les de trabajo a los hombres y mujeres de la región.

Esta petición quedó registrada en una minuta que elaboró el secretario del Ayuntamiento, Epigmenio Delgado, junto con el delegado Gerardo Gabino, así como de los dos regidores presentes en el inicio de esa obra, que no llegó a buen puerto.

Ahí, la regidora dijo que el gobierno de Arturo Piña siempre estará abierto a todas las inquietudes de la gente, porque en Villa de Allende quien dicta que obra se hace en las comunidades es la propia gente. Asimismo, lamentó que a la fecha el gobierno de Andrés Manuel López Obrador siga poniendo como pretexto la pandemia por el coronavirus, para no fijar las reglas de operación de los recursos correspondientes al ramo 33 y que en el caso particular tienen a Villa de Allende, varado prácticamente, porque no se han podido ejecutar 80 obras.

El pretexto del gobierno federal, es que una vez que se transite a Semáforo Verde, es como se podrán ejecutar los recursos del Ramo 33, y en el caso concreto de Villa de Allende son más de 45 millones de pesos. Si la pandemia por el coronavirus no pasa, “no sabemos que va a pasar con nuestros recursos”.

Más tarde, los regidores Gaby Casillas y Tomás Marín, junto con el secretario del Ayuntamiento, acudieron a Cerro de Guadalupe, para dar inicio a los trabajos de pavimento del camino con concreto hidráulico a un costado del Centro Social.