Jue. Jun 20th, 2024

Toluca, Estado de México. En un hecho histórico, dado que no solo no aconteció en el año previo, sino que solo quedaban nueve días para que se cumpliera la fecha límite, la LX Legislatura local aprobó el Paquete Fiscal 2021.

Uno de los puntos trascendentales consistió en que los diputados redujeron en un 36.02% la deuda solicitada por el gobernador Alfredo del Mazo, es decir, que de los 13, 500 millones de pesos planteados solo se autorizaron 8, 637, de los cuales 2, 637 se destinarán a obras de transporte e infraestructura vial en coordinación con la Federación, mientras que el resto se destinarán a la reactivación económica, generación de empleos y salud.

Al hacer uso de la palabra, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura mexiquense, Maurilio Hernández González, dejó en claro que la aprobación de la contratación de crédito para el gobierno estatal no es un cheque en blanco, ya que los congresistas vigilarán la aplicación correcta de estos recursos y que no haya desvío de recursos en el marco de las elecciones del 2021.

Cabe destacar que los legisladores Faustino de la Cruz, Mario Gabriel Gutiérrez, Azucena Cisneros, Berenice Medrano y María Elizabeth Millán, todos ellos miembros de la bancada de Morena, votaron en contra de Morena de la autorización de deuda, argumentando que este tipo de iniciativas podrían derivarse en un uso electoral, además de que en el pasado no han resuelto las necesidades de los mexiquenses, muestra de ello los hospitales inconclusos o abandonados.

El Paquete Fiscal 2021 contempla ingresos por más de 303 mil 120 millones de pesos, mientras que el el Presupuesto de Egresos se desglosa así: el Ejecutivo dispondrá de más de 167 mil 910 millones de pesos (mdp); el Legislativo, 1 mil 650 mdp; el Judicial 5 mil 451 mdp, y los cinco órganos autónomos, 14 mil 264 mdp. Además se etiquetaron 400 mdp para ser ejecutados por el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), a fin de hacer frente a la pandemia y para comprar vacunas en caso de ser necesario.

En este ejercicio se ofrecen beneficios fiscales para aquellas empresas que contraten personas que hayan quedado desempleadas a raíz de la contingencia sanitaria, esto en el periodo de marzo a diciembre de 2020; también para quienes generen empleos para personas de 60 años o mayores, indígenas, recién egresados de carreras o que sea su primera oportunidad laboral, además de aquellas empresas que cambien su domicilio fiscal a la entidad o inicien operaciones.