Dom. Jun 23rd, 2024

*-Considera que las y los maestros son agentes fundamentales del proceso educativo por lo que impulsa un salario digno.

Toluca, Estado de México.- El diputado Abraham Saroné Campos del grupo parlamentario de Morena, presentó, en nombre de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Congreso, la iniciativa de Ley de Educación del Estado de México que abrogaría la emitida el 6 de mayo de 2011.

La iniciativa de ley, expuso el legislador, visibiliza la adopción de los principios educativos del país, que son la rectoría del Estado en la educación, el federalismo educativo con base en una clara distribución de competencias, el reconocimiento de las realidades y contextos regionales y locales del Estado de México, y el interés superior de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en las acciones educativas del Estado.

Rescata los ideales de una educación humanista que considera la dignidad, el conocimiento y la formación como resultado del génesis en el sistema educativo estatal que se ajustará a los objetivos de ubicar en el centro del aprendizaje a niñas, niños, adolescentes y jóvenes para lograr una educación con equidad y de excelencia, pilares de la Nueva Escuela Mexicana.

Adicionalmente, fortalecerá el federalismo educativo para cumplir con los principios, fines y criterios de la educación; impulsar la corresponsabilidad social en el proceso de construcción de saberes; y armonizar la legislación del Estado de México con el artículo 3o. de la Carta Magna y sus leyes reglamentarias.

Remitida a dictamen de las comisiones de Educación y de Gobernación y Puntos Constitucionales, incorpora un enfoque para garantizar el derecho a la educación con el objeto de regular la educación impartida en el Estado por parte de las autoridades educativas locales, sus organismos descentralizados, los municipios y los particulares con autorización o con reconocimiento de validez oficial de estudios.

Busca la cobertura universal en educación, gratuidad de los certificados médicos, principios, fines y criterios de la educación sustentados en valores, garantizar el derecho de toda persona a gozar de los beneficios del desarrollo científico, humanístico, tecnológico y de la innovación, promover la educación indígena y afromexicana e inclusiva, impulsar acciones para la educación especial, garantizar el interés superior de niñas, niños, adolescentes y jóvenes; la vigilancia y control de los alimentos y las bebidas nutritivas en las escuelas, promoción del cuidado del agua y de la cultura de la paz y no violencia en las escuelas, entre otras prioridades.

La iniciativa considera que las y los maestros son agentes fundamentales del proceso educativo y, por tanto, se reconoce su contribución a la transformación social por lo que impulsa un salario profesional digno que les permita a las maestras y los maestros alcanzar un nivel de vida decoroso para ellos y su familia.

Además, detalla que, hasta agosto del año en curso, el Sistema Educativo Estatal, en su modalidad escolarizada, atendió en el ciclo escolar 2022- 2023 a más de 4 millones 466 mil alumnas y alumnos, de los cuales, 3 millones 55 mil 287 correspondieron a educación básica; 650 mil 376 a media superior y 449 mil 396 a educación superior. En la modalidad no escolarizada se atendió a una matrícula de 311 mil 51 alumnos. El número de docentes asciende a más de 252 mil 144 maestras y maestros en las 24 mil 879 escuelas de los distintos niveles.

La reforma impulsada por el presidente de la comisión se apoyó de un proceso de consulta previa, libre, informada, culturalmente adecuada y de buena fe en cumplimiento a las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Es resultado de un trabajo colegiado y consensado, coincidente en la construcción y mejoramiento del Estado democrático progresista, al que todas y todos aspiran.