Vie. May 24th, 2024

*-Dichos municipios deberán presentar un informe de resultados en noviembre de ese año

Toluca, Estado de México.- El Congreso del Estado de México aprobó por unanimidad que los municipios de Acolman, Amecameca, Atizapán de Zaragoza, Atlacomulco, Coacalco, Cuautitlán Izcalli, Cuautitlán, El Oro, Huixquilucan, Jilotepec, Lerma, Metepec, Naucalpan, Tecámac, Tepotzotlán, Tlalnepantla, Toluca, Tultitlán, Valle de Bravo y Zinacantepec, apliquen durante 2023 tarifas de agua potable diferentes a las establecidas en el Código Financiero del Estado de México y Municipios.

De acuerdo con el dictamen, expuesto por la diputada Beatriz García Villegas (Morena), los 20 municipios que aplicarán tarifas diferenciadas por los derechos de agua potable, drenaje, alcantarillado y recepción de los caudales de agua residual para su tratamiento, deberán presentar al Congreso un informe a más tardar el 15 de noviembre del próximo año sobre los ingresos derivados de estas tarifas, así como los objetivos, acciones, y resultados alcanzados en materia social, financiera, presupuestal y contable.

Además, el Congreso se reservó el derecho de solicitar la comparecencia de las autoridades estatales y municipales involucradas para analizar y evaluar dichos informes, El dictamen incluye una solicitud a los 125 ayuntamientos mexiquenses para eficientar la recaudación del pago de derechos por servicios públicos municipales de agua potable, drenaje, alcantarillado y recepción de los caudales de agua residual para su tratamiento.

Con los ingresos que se obtengan para el próximo ejercicio fiscal, indicó, será posible priorizar el manejo y la operatividad progresiva de la red de agua potable, siempre y cuando sean utilizados con responsabilidad, objetividad y seriedad, con base en los principios de austeridad, eficacia, equidad, honradez, legalidad y transparencia.

En su momento, el diputado Francisco Javier Santos Arreola (PAN) coincidió con la legisladora en que no habrá dinero que alcance mientras la infraestructura de agua potable no reciba el mantenimiento correcto y el servicio que se otorga a la ciudadanía no sea de calidad, pues este tipo de inversiones no lucen, y muchas veces los gobiernos hacen obras de relumbrón para alimentar su ego y quedar bien con la ciudadanía.