Dom. Mar 3rd, 2024

*-El legislador de Morena denunció la detención arbitraria de Marciano Galindo Ramírez, comisario
ejidal en Huixquilucan.

Toluca, Estado de México.- El diputado Max Agustín Correa Hernández (Morena) llamó a construir un marco legal en defensa de los bosques de agua de la entidad y de quienes luchan por los derechos de la madre tierra, al denunciar la detención arbitraria e ilegal de Marciano Galindo Ramírez, comisario ejidal de Huixquilucan, por su defensa de los bosques de agua de este municipio y a quien, dijo, se le están
fabricando delitos para mantenerlo en prisión.

Al encabezar el foro «Diagnóstico de Soluciones ante la Crisis de Agua en México», el presidente de la Comisión Legislativa de Asuntos Metropolitanos señaló que las y los defensores
de estas causas en la entidad y el país se enfrentan a una mafia inmobiliaria que tiene poder, que ejerce para saciar su sed de dinero pasando por los derechos de la naturaleza y humanos.

«El modelo económico actual de urbanización ecocida, desordenada y con especulación inmobiliaria genera graves problemas a los ecosistemas alrededor de las zonas metropolitanas y a las áreas verdes dentro de las ciudades”, indicó ante activistas en defensa de los derechos ambientales y los ecosistemas.

El legislador también se pronunció porque en el diseño de las políticas públicas asociadas al tema del agua se considere la opinión, comentarios y propuestas de la sociedad civil y quienes desde lo individual u organizaciones sociales luchan por la naturaleza y sus recursos.

Esto debido a que el Plan Integral de Abastecimiento de Agua Potable al Valle de México que se anunció en agosto pasado por los gobiernos de la Ciudad de México, el federal a través de la Comisión Nacional del Agua y el del Estado de México, no se consultó con la población, sino que se preparó
de manera vertical.

Detalló que ya se realizaron foros sobre los derechos de la Madre Tierra, el rescate de la Presa Madín y los derechos del agua en el marco de las experiencias de los estados de Hidalgo, Querétaro, México y Ciudad de México, en los que las y los participantes coincidieron en denunciar la grave crisis hídrica provocada por el consumo inmoderado de recursos naturales, como los forestales.

Durante los trabajos, Sergio González Núñez, representante de los ejidatarios de Huixquilucan, dijo que la detención de su compañero Marciano Galindo deriva de su compromiso
con la defensa de su bosque de agua y tierras comunales en contra de fraccionadores e inmobiliarias.

Mientras que Claudia Brindis, del programa Armonía con la Naturaleza de la ONU, se pronunció por un gran frente en esta lucha, ya que en México 70 por ciento de sus ríos se encuentran contaminados y más de 800 plantas tratadoras de agua a lo largo del país no funcionan.

Las y los asistentes coincidieron en defender los derechos del agua, entre ellos, el derecho a fluir, a su regeneración y ciclo natural y a su aprovechamiento sustentable.