Dom. Mar 3rd, 2024

Santa María Rayón, Estado de México. Qué paso con el joven visionario que los rayonenses había contratado para que fuera su alcalde por tres años, a partir del 1 de enero de 2019.Nadie sabe, mucho menos se explican en que momento perdieron al político que por muchos años, peleo por un cambio verdadero para Santa María Rayón.

Hoy que tuvo la oportunidad de hacerlo, gracias a la confianza que la gente depositó en él, simple y llanamente no estuvo a la altura de las expectativas de la población.

A menos de siete meses de que concluya la presente administración, el gobierno de Leonel González muestra el cobre y pone en evidencia que su único interés era ganar en los comicios del 6 de junio. Pero como el electorado, entre ellos, los empleados del Ayuntamiento, no le dieron la confianza en las urnas el pasado domingo 6 de junio, Leonel González se sintió traicionado y ello lo motivo a suspender salarios de los trabajadores, sino como explicar la ausencia de sueldos, como lo acusan los propios trabajadores.

Hasta el día de hoy 16 de junio, un día después de la quincena, muchos trabajadores del organismo de Agua, no habían recibido su pago vía nomina electrónica.

Además, el alcalde no cumple con las funciones de salvaguardar la integridad de las personas, luego de que de la noche a la mañana decidió reducir las prestaciones de los elementos de Seguridad Pública.

Tan grande es el sentimiento de traición de Leonel González que lo tiene partido dos, no piensa, no reacciona y actúa de manera visceral. De no ser así no hubiera tomado la determinación de pedirle su renuncia a René «n» quien se venía desempeñando como su secretario particular, a quien acusó de apoyar en «secreto» y bajo el velo de la traición a Erick Cedillo, hoy alcalde electo para el periodo 2022-2024.Pero no todo termina ahí, se dice que Leonel González se desatendió de las personas que les tocaba la vacuna de 40 a 49 años de edad. Es más, tan grande es su rencor que no permitió que se llevara a cabo la jornada de vacunación en Santa María Rayón y los beneficiarios no tuvieron más alternativa que trasladarse a la ciudad de Toluca para ser vacunados.

Es más que claro que Leonel González no tiene el menor interés de servir a su pueblo y en la primera oportunidad, mostró el cobre.