Dom. Mar 3rd, 2024

El tema principal de este día iba a ser las revelaciones de Tomás García Villar, ex alcalde de Lerma porque “encuera” a José Castillo Ambriz y lo señala de ser el promotor del voto a favor del PRI para los comicios del 6 de junio. Cuánto le dieron a Tomás García, hoy coordinador distrital del PRI, por andar difundiendo las pretensiones del magistrado.

Pero eso será un tema que queda en el tintero para la siguiente entrega. Además, había uno más, el de Javier Jerónimo quien cargo con 300 personas, provenientes de San Felipe del Progreso para entregar su documentación complementaria para ser precandidato del PRI a la alcaldía de la zona mazahua de la zona norte del Estado de México.

De eso –cumplir con los requisitos- ya no se debería de preocupar Javier Jerónimo, porque, su comadre, Alejandra del Moral, se hubiera encargado de los trámites correspondientes, y él no tenía por qué arriesgarse tanto, considerando que ya estuvo contagiado de coronavirus y a punto de morir, principalmente cuando su estado de salud fue muy delicado, entonces para que volver a arriesgarse tanto.

En fin. El tiempo al tiempo. Aurora López Ovando, exhibe a Alfredo Barrera Misógino, represor, intolerante, verdaderamente que los adjetivos calificativos le quedaron cortos al rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Alfredo Barrera Baca, por su forma de actuar contra la doctora Aurora López de Rivera.

En su sano juicio nadie hubiera hecho una petición descabellada como la que Alfredo Barrera le hizo a la esposa de Luis Rivera Montes de Oca, otrora procurador de justicia del Estado de México. ¿Quién aconsejó al rector de la UAEM, Alfredo Barrera? para descalificar a la doctora Aurora López Ovando antes de iniciar el periodo de inscripción para la rectoría, que de acuerdo a la convocatoria, abre el día de mañana jueves 25.Si fue el todavía abogado de la UAEM , Luis Raúl Ortiz, pues que falta de tacto. Si se le ocurrió a Gastón Pedraza, en que estaba pensando en ese momento. Si no fueron ellos, entonces por quién se dejó endulzar el oído Alfredo Barrera. La desesperación les ha llegado hasta el cuello. ¿Se podrá acusar a Alfredo Barrera de violencia política?, término jurídico que está en boga en el Estado de México, porque eso fue lo que hizo con la doctora Aurora López de Rivera, al decirle claramente que la investigó y sabe a ciencia cierta que no cumple ni en lo laboral ni en lo académico con los requisitos para ser rectora. De entrada, Alfredo Barrera, está violentado los derechos de Aurora López. Eso no se lo dijo el abogado de la UAEM.

El descaro es verdaderamente alto. Decirle a la doctora que la investigó. ¿Por qué?, ¿a honras de qué?, ¿con qué derecho?, sin embargo, Alfredo Barrera lo hizo. Acaso, la quiso humillar.

La respuesta de la doctora, de acuerdo a la entrevista que realizó “Prensa no oficial” fue clara y contundente: “No acato lo que usted me dice”. “Señor rector cumplo con todos los elementos que marca la ley y tengo todo el derecho de hacerlo”. Porque entregarle –otra vez- la universidad a quien no hace nada por ella, eso si ya no, por lo tanto, no voy a acatar lo que usted me dice”.

Es más, Aurora López Ovando, adelantó que Iram Piña va a ser su representante legal en todo el proceso para buscar la rectoría de la UAEM.

Además, Aurora López de Rivera, se dijo decepcionada con el actuar del rector Alfredo Barrera, sobre todo, sorprendida que se esté manejando así. Sin embargo, el jueves se presentará a primera hora a registrarse como aspirante a la rectoría de la UAEM para el periodo 2021-2025, quien adelantó que va a acudir con un grupo de simpatizantes que respaldan su proyecto.

Aurora López no quiso adelantar nombres de los hombres y mujeres que la van a acompañar mañana jueves, porque no los quiere poner en peligro, derivado de la serie de amenazas que han recibido trabajadores, alumnos y maestros, por no “apoyar”, al candidato del rector.

Es triste decirlo, pero, ese es el escenario bañado con tintes de misoginia e intolerancia, en la víspera de que se abra el proceso de inscripción para elegir al nuevo rector, y el único señalado de enturbiar el proceso es Alfredo Barrera Baca. Eso sí que es muy lamentable que se acuse al rector de la UAEM de misógino e intolerante.