Vie. Jul 19th, 2024

*-Las reformas promueven el derecho a la menstruación digna.

Toluca, Estado de México.- El Congreso mexiquense aprobó por unanimidad que el Estado suministre productos de gestión menstrual para niñas, adolescentes, mujeres y personas menstruantes, priorizando a quienes se encuentren en zonas de alta marginación de acuerdo con la suficiencia presupuestal disponible, conforme a las iniciativas que por separado presentaron diputadas y diputados de los grupos parlamentarios del PAN, PRD y PVEM.

De acuerdo con el dictamen que integra tres iniciativas, expuesto por la diputada Ingrid Schemelensky Castro (PAN), se trata de prevenir y erradicar la discriminación, la desigualdad y la violencia contra las niñas, adolescentes, mujeres y personas menstruantes, por lo que el Estado deberá promover además programas de orientación y atención en materia de gestión menstrual.

Previo a la votación, la legisladora Viridiana Fuentes Cruz (PRD) dijo que esta reforma impactará positivamente en la vida de niñas y mujeres y que el gasto relacionado será una inversión; la diputada María Luisa Mendoza Mondragón, coordinadora de la bancada ecologista, indicó que la ONU asegura que no atender la menstruación restringe derechos de las mujeres, como el de igualdad y participación social y política.

El dictamen de reformas al Código Administrativo y las leyes de Educación y de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, reconoce la gestión menstrual como el derecho de las niñas, adolescentes, mujeres y personas con capacidad de menstruar como parte de sus derechos sexuales y reproductivos, y cuya protección y promoción fomentará la igualdad de género y espacios libres de violencia y discriminación.

Establece que corresponderá al Consejo de Salud de la entidad, promover programas de orientación y atención en materia de gestión menstrual y suministrar productos de gestión menstrual para niñas, adolescentes, mujeres y personas menstruantes, en zonas de alta marginación de acuerdo con la suficiencia presupuestal disponible mediante los cuales se prevenga la discriminación, la desigualdad y violencia contra las niñas, adolescentes, mujeres y personas menstruantes.

Establece que al Sistema Estatal de Salud y a la Secretaría de Educación les corresponderá diseñar y coordinar programas, políticas y acciones mediante las cuales se priorice el interés superior de niñas, niños y adolescentes, la igualdad de género y la gestión menstrual. En el primer caso para el reconocimiento de que la menstruación forma parte de la salud reproductiva, la disponibilidad de entornos seguros y privados, así como el acceso a la información y atención adecuada por trastornos relacionados con la menstruación.

En tanto que la Secretaría de Educación, de acuerdo con los recursos financieros con los que se cuente, deberá otorgar becas y demás apoyos económicos para este tipo de gestión, y al Instituto Mexiquense de la Infraestructura Física Educativa diseñar proyectos que les permitan definir las políticas y acciones para el desarrollo de programas de construcción, reparación, rehabilitación, mantenimiento y equipamiento de espacios educativos, considerando en estos, la disponibilidad de espacios privados adecuados y seguros, para limpieza y cambio de productos para la gestión menstrual.

Adicionalmente, la Secretaría de Educación deberá ofrecer a docentes y personal académico, material didáctico y capacitación adecuada en materia de salud y gestión menstrual, en tanto que las autoridades estatales y municipales establecerán políticas públicas que garanticen que las niñas y las adolescentes cuenten con productos para atender su ciclo menstrual, así como la orientación adecuada para utilizarlos.

El dictamen conjunta las iniciativas que presentaron por separado las diputadas y los diputados Ingrid Schemelensky y Enrique Vargas del Villar, del PAN; Omar Ortega Álvarez, María Elida Castelán Mondragón y Viridiana Fuentes Cruz, del PRD; así como María Luisa Mendoza Mondragón y Claudia Desiree Morales Robledo, del Verde Ecologista.